Acontecimientos de hace un siglo II

1911.-  El primer vuelo sobre la Coruña.

 

En Diciembre de 1903 los hermanos Wright  consiguieron  realizar el primer vuelo a motor prolongado y verificado. Unos de los primeros países  en fundar una escuela de pilotos  fue Francia. Sus pilotos, para poder costearse los estudios y la construcción de sus aparatos, realizaban giras de demostración en otros países, entre ellos España. Julien  Mamet  pilotando  un Bleriot XI en Barcelona, fue el primer francés que realizo una demostración en suelo español.

 

En 1911, dentro del programa de fiestas en la ciudad de  la Coruña se organizó un festival de aviación.

 

Los pilotos Jean Mauvais, con su monoplano Sommer.

 

 

Leonce Garnier y George Leforester, ambos con un Bleriot XI.

 

Y  Pierre Lacombe, con un Duperdussin, fueron contratados para la demostración aerea

 

Los hangares y la pista de despegue se situaron en   el Campo de la Estrada, un terreno llano de hierba baja que abarcaba desde el cuartel de Artillería, actual rectorado de la Universidad,  hasta el cuartel  Alfonso XII , actual cuartel de Atocha.

 

El 12 de agosto de 1911 George  Leforester fue le primero en despegar. Era la primera vez en la historia que se sobrevolaba la ciudad. Tras unos minutos  en que sobrevoló gentío situado en las inmediaciones  del cuartel, se dirigió hacia el mar. Por razones que se desconocen, el aparato  acabó estrellándose en el agua y el piloto solo sufrió magulladuras y el gentío corrió hacia al mar.

 

 

 

 

 

 

 

Un mes mas tarde, en Huelva, y a pesar de reinar  un fuerte viento, Leforestier decidió despegar para poder cobrar los 3.000 francos ofrecidos por el espectáculo. Guardó el dinero en su bolsillo y tomó los mandos del monoplaza. Intento aterrizar 150 metros después de despegar,   pero no lo consiguió . El aparato  cayó en picado desde una altura de 80 metros y se estrelló  junto a la línea de ferrocarril  Sevilla- Huelva incendiándose en el acto. El cuerpo carbonizado de Leforestier fue recogido y llevado a Huelva donde se le practicó  la  autopsia. Al día siguiente se celebró el entierro, y tal era  la popularidad de estas exhibiciones , que asistieron al acto 5.000 personas  y diversas autoridades. Recibió  sepultura en el cementerio de San Sebastián   y tiempo después se trasladaron sus restos al cementerio municipal, donde aún puede encontrarse su lápida.

por Cecilia

Anuncios

“Galegos” unha publicación que fala do noso.

Esta reciente revista que va ya por el número 22, hace un compendio de la sociedad gallega tocando temas sociales, deportivos, de alimentación y gastronomía, poesía, arquitectura etc.,  teniendo siempre como telón de fondo  nuestra tierra y sus talentos.

En  este numero en concreto nos hablan de Arsenio Iglesias deportista y entrenador que  nos proporciono el primer titulo de liga conseguido por el deportivo, de Xosé Fortes Bouzán militar e historiador, de Andres Fernández-Albalat arquitecto, de Jean-Francois Botel al que le cuesta descubrir que no es español, Manuel Torres pintor y Lois Pereiro.

Tendremos que permanecer atentos a esta publicación si queremos estar al día de lo que ocurre en nuestra comunidad. Revista Galegos.

por Cecilia

 

La Coruña en perspectiva una ciudad con bellos rincones

 

 

 

 

 

Los medios de comunicación tienen el derecho de comunicar a sus lectores la notocias con total veracidad, a esto le llamamos libertad de expresión.

 

 

 

 

 

Es una prespectiva de la ciudad desde la Torre de Hercules. Al fondo las playas de Orzán y Riazor.

 

 

 

 

 

Las galerias de nuestra ciudad es un signo de idetificación para turistas y lectores de noticias de la ciudad de A Coruña.

por Josefina Arias

La Coruña, acontecimientos de hace un siglo I

1904. Hundimiento del Diligent.

El 14 de febrero de 1904  un fuerte temporal azotó la costa gallega. A unas cinco millas de Cabo Vilán, el capitán  Sinclair ordenó a la tripulación de su barco, el carguero Diligent, de bandera inglesa, abandonarlo en los botes salvavidas. El buque flotaba a la deriva a causa de la rotura del árbol  de la hélice por uno de los muchos golpes de mar de la tempestad. Echaron las  anclas para evitar  que el carguero  se estrellase  contra las rocas y solo por verdadero milagro, serpenteando las tremendas olas en los diminutos botes, alcanzaron la costa y se pusieron a  salvo.

Tras amainar el temporal, el vapor alemán Newa procedió a remolcar al Diligent hacia el puerto de la Coruña.  A principios de marzo la bocana del puerto se veía desde los barcos. El práctico portuario, Sr. Pereira, advirtió al capitán del Newa de la necesidad de acortar el remolque para facilitar las maniobras y de no apurar la virada para tomar la bahía. El capitán alemán desoyó  estos consejos, y  el Diligent rozó su quilla con los bajos de La Guisanda, abriendo una vía de agua.

 

Los buzos bajaron  a comprobar  que se había abierto un boquete junto a la carbonera de estribor.  Se intentó reflotar el buque mediante bombas de achique, pero los esfuerzos fueron infructuosos y el Diligent se hundió  por completo frente a la ciudad el 5 de marzo  de 1904.  Este naufragio  ha sido recogido por Camilo José  Cela en su libro madera de boj, y por Manuel  Rivas en Los libros arden mal.

Los marineros ingleses habían rescatado sus pertenencias, entre las que  destacaba  el primer balón reglamentario de fútbol que pisó suelo coruñes. Se organizo  un partido benéfico para recaudar  los fondos necesarios para que la tripulación abandonada en la ciudad pudiese volver a casa. Un combinado de deportistas, la mayor  parte asiduos  de la Sala Calvet, al que  se dio  el nombre ” Corunna”   disputó  el encuentro contra el equipo formado por los integrantes   del buque hundido. Fue el primer partido  “oficioso ”  de fútbol disputado en la ciudad, en el Corralón de la Gaiteira.

Los coruñeses ganaron  el partido por  tres goles a cero.

El “Corunna ” fue el germen  del R.C. Deportivo  de la Coruña.

 

   

 

 

 

   por Cecilia

¿El periodista debe identificarse o no?

La pregunta me trae a la cabeza la Ley de Seguridad Ciudadana de 1 de julio de 2015. La llamada ” ley mordaza “.

Con esta ley en la mano, la policía puede pedirte la identificación, destruir el material ( cámaras fotográficas, micrófonos etc. ) y no te puedes negar bajo riesgo de que te retengan y te sancionen con unas multas de importante cuantía sin que medie, en ningún momento, la tutela judicial.

Claramente vulnera la Constitución Española que en su Artículo 20, dice:

1. El derecho a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

2. El ejercicio de estos derechos no pueden restringirse mediante ningún tipo de censura previa.

Desde mi punto de vista, el periodista no debe identificarse, en el ejercicio de su profesión, ante los cuerpos y fuerzas de seguridad… otra cosa son los riesgos que ésto implica!

Sin embargo, si debe identificarse, cuando pide la colaboración a una fuente y ésta puede verse perjudicada, de alguna manera, con la publicación de sus declaraciones.

p0r Concha Maneiro

La Cruz Roja, su trabajo humanitario

La Cruz Roja consiguió un éxito inmediato, que culminará con las operaciones durante la Primera Guerra Mundial. Pero pronto la Organización va a tener mayores dificultades afirmarse en tiempos de paz; y sobre todo va a sufrir la prueba de sus limitaciones frente al comunismo, el nazismo y el fascismo. El apogeo de La Cruz Roja se produce entre los años 1914-1918. Los principios de la Cruz Roja van a levantar pronto el entusiasmo. Numerosos países crearon su propio comité nacional de  la Medialuna Roja para los países musulmanes. Durante la Primera Guerra Mundial, la Cruz Roja se hallaba omnipresente. Los medios desplegados fueron enormes y su campo de acción superaba la simple ayuda médica con la creación, particularmente, de la Agencia Internacional de Prisioneros de Guerra. Cerca de 1.200 voluntarios informaban a las familias, gestionaban el apoyo a los prisioneros con el envío masivo de paquetes hacia los campos de concentración. Al final del conflicto, la Agencia ayudó igualmente a la repatriación de prisioneros de guerra. La popularidad de la Cruz Roja era inmensa. En 1.917, obtuvo el Premio Nobel de la Paz.

Apenas terminada la Primera Guerra Mundial se planteó para la Cruz Roja el problema de la continuidad.

por Josefina Arias